Patrimonio Artístico y Cultural

Ermita de Ntra. Sra. de los Remedios
Ermita de Ntra. Sra. de los Remedios

Antigua sede de los mayordomos de los Duques de Medinaceli
Antigua sede de los mayordomos de los Duques de Medinaceli

Puente de hierro
Puente de hierro

Patrimonio Artístico y Cultural de Villafranca de Córdoba

  • La Capilla de San Miguel : único resto que ha quedado de la primitiva parroquia. Aún luce bóvedas góticas del siglo XVI, con seis nervios de piedra que arrancan de ménsulas decoradas. Conserva una torre prismática de ladrillo, que evoca obras medievales en las ménsulas que coronan el liso fuste. Sobre él monta un cuerpo superior, con su misma disposición rectangular, abierto en arcos de medio punto, debido a obras barrocas.

  • La Torre del Reloj: está ubicada junto al Ayuntamiento, que se localiza en la calle Alcolea, pese a ser una construcción moderna conserva en esquina este torreón prismático de ladrillo. Construida en 1593, se trata de un monumento civil en cuyo cuerpo se aloja el reloj, y es un añadido barroco, como bien detallan los marcos de orejetas de sus vanos y los arcos de medio punto de su coronamiento.

  • Iglesia de Santa Marina de Aguas Santas: fue edificada entre 1692 y 1699. Se trata de un templo de tradición mudéjar reformado a finales del siglo XVIII cuyo interior constituye un interesante conjunto en el que se aprecia el paso de la tradición barroca de la tierra hacia una renovación de tipo neoclásico. Ello se advierte igualmente en la capilla del Sagrario, bello recinto hexagonal con bóveda gallonada, cuyas superficies se aprovechan para el derroche de unas yeserías radiales que representan insertos frutales, textiles y águilas bicéfalas, todo lo cual tiene aún algo de barroco, aunque el neoclásico se impone rotundamente en sus exteriores. El retablo mayor, en su ático, presenta un lienzo con la Adoración de los Pastores más otros dos en su cuerpo superior con Santo Domingo y San Francisco. Los tres son obras del siglo XVIII. En la Sacristía de la parroquia está ubicada una pila de mármol negro, procedente de la ermita de la Virgen de los Remedios, decorada con dos leones afrontados, cuya factura popular les confiere una impronta que, aunque esquemática, no carece de atractivo. En una vitrina-expositor se exhiben las piezas de plata de la parroquia. En ella podemos admirar piezas que corresponden a los siglos XVII, XVIII y XIX.

  • Ermita de la Soledad: fue construida en 1614, en el lugar de otra dedicada a San Benito, que ya existía en el siglo XV. Lo más característico al exterior de su blanca fábrica, apoyada por contrafuertes, es el pórtico de los pies, de tres arcos, que precede a la sencilla portada de ladrillo.

  • Ermita de Jesús Nazareno: anteriormente era conocida como la ermita de Santa Ana, y a raíz de la fundación de la Cofradía del Nazareno, le cedió el título a Jesús. Es un edificio antiguo de nave única y cuya techumbre moderna respeta la forma de su primitivo artesonado. La cabecera tiene cúpula con pechinas decoradas con yeserías, de motivos muy abultados típicos del siglo XVII. De esta misma centuria es la portada de los pies, que presenta un sencillo esquema adintelado con fragmentos de frontón rematados en pirámides, posee espadaña y campanilla. En su interior destaca el retablo del presbiterio, fabricado de yeso y profusamente policromado de ocres, rojos y azules. También contiene las interesantes pinturas de San Miguel y San Dionisio. Es de destacar la Cruz del Nazareno, de caoba con cantos de plata, realizada en 1885.

  • Ermita de Nuestra Señora de las Angustias: erigida hacia 1770, en el mismo lugar donde se elevaba la Ermita de San Sebastián. Presenta el mismo plan de cruz latina. Llama la atención por sus pétreos muros de piedra molinaza, tan típica de la zona.

  • Ermita de Nuestra Señora de los Remedios: es una construcción iniciada en 1701 con los donativos del vecindario que no pudo concluirse hasta 1731. Situada a un kilómetro de la villa, alberga la imagen de Nuestra Señora de los Remedios. Se trata de un templo de cruz latina, muy típico del barroco de la época. Merece especial atención la fachada de los pies, toda ella de magnífica sillería, culminando en frontón abierto para alojar las espadaña. Su portada tiene pilastras cajeadas y fragmentos de frontón curvo, los cuales encuadran un nicho avenerado con volutas laterales. Esta estructura se enriquece con vigorosos motivos vegetales característicos de principios del siglo XVIII. También debemos destacar el vía crucis mariano, en azulejos, realizado en la alfarería de Santa Ana de Triana (Sevilla). Nuestra Señora de los Remedios, protectora de Villafranca, es una imagen labrada por el artista bujalanceño Martínez Cerrillo a principios de los años 40, que vino a sustituir a la primitiva, perdida en la Guerra Civil.

  • Capilla del Colegio de Jesús, María, y José y Santa Rosalía: localizada en el interior del colegio fundado por Luis Pérez Ponce, una vez que en 1712 fuese nombrado vicario de la villa. Dicha iglesia se edificó en esta misma centuria y se caracteriza por sus modestas dimensiones ya que se reduce a una pequeña nave abovedada con cupulita al fondo. Asoma a la calle con una sencilla portada barroca rematada con espadaña y campañilla. En su interior se encuentran los restos del fundador.

  • Biblioteca Pública: es un inmueble del siglo XVII, que antiguamente hacía las funciones de carnicería, aún se aprecian los efectos del afilado de los cuchillos en la piedra molinaza de su portada. Con bella fachada surcada por pilastras y centrada en portal de piedra, de especial aparato, con un escudo entre fragmentos de frontón. Según una leyenda del friso, se hizo siendo corregidor de la villa Francisco Javier de Exea, lo cual delata su carácter municipal.

  • Casas señoriales:
    • Antigua sede de los mayordomos de los Duques de Medinaceli: se encuentra situada en la calle Alcolea nº 16. Construida a finales del siglo XVIII, se ajusta a los esquemas de la tradicional arquitectura dieciochesca y se distingue, al margen de su intensa policromía en rojo y albero, por los vigorosos pilastrones que articulan sus alzadas, componiendo varias calles con vistosos ventanajes de arqueados coronamientos. Adquirida por el Ayuntamiento de Villafranca de Córdoba para alojar las dependencias municipales.
    • Otras casas señoriales: subsisten algunas casas señoriales en la calle Enrique Herrera, Párroco Ayllón Cubero y Canalejas. Presentan un tipo característico de portada barroca con vano adintelado entre pilastras y fragmentos de frontón recto coronado con pirámides. También destaca la casa situada en la calle Ramón y Cajal. Se trata de un hermoso edificio de comienzos del siglo XIX. Su llamativa fachada con elementos de ladrillo está precedida por una portada de pilastras toscanas y jónicas con elementos curvos entre ellos.

  • Arco del antiguo Pósito Municipal: se trata de uno de los restos más importantes del que fuese el antiguo Pósito de la villa. Su construcción pudo fecharse en 1729. En el interior de esta interesante construcción civil se encuentra la imagen de San José.

  • Fuente de los dos Caños: situado a principio de la calle Ramón y Cajal. Se trata de una fuente de granito con dos caños que saciaban la sed de los vecinos y servía de abrevadero del ganado. Fue construida en el siglo XVIII y es la única que queda de las tres que se hicieron cuando por primera vez se canalizó el agua desde la sierra al pueblo. Constituye una buena muestra de fuente urbana tradicional.

  • Triunfo de San Rafael: está situado en la calle Ayllón Cubero. fue recientemente reconstruido a imitación del que en 1782 costearon por devoción los caballeros José y Joaquín Avilés Herrera.

  • Ermita del Calvario: situada en un monte de las estribaciones de Sierra Morena. En este bello paraje separado de la localidad por 1.5 Km, recibía culto una efigie de Jesús crucificado, que, todos los viernes de Cuaresma, era visitado por los vecinos que acudían espontáneamente para rezar las estaciones del Vía Crucis. Así mismo, en las mañanas del Viernes Santo, algunos de los fieles que habían acompañado al Nazareno cargados con una cruz, subían con ella al Calvario en cumplimiento de alguna promesa. Con el inicio de la Guerra Civil comienza el deterioro de la ermita cuyo estado ruinoso supuso su abandono definitivo.

  • Puente de Hierro: antiguo acceso a la población, que fue construido a principios del siglo XX. Es un lugar estratégico para la observación de aves.

AVISO LEGAL
Plaza de los Pósitos 1, 1ª planta. 14730 Posadas (Córdoba)
Tlfn: 957 630 972 / 957 632 084 ~ Fax: 957 630 877 ~ Correo Electrónico: info@medioguadalquivir.org